¡Organízate y ahorra!

Piensa en tu futuro e imprevistos y planifícate para ahorrar mensualmente. Una forma sencilla de hacerlo es armar un presupuesto de la siguiente manera:

Suma todos los ingresos que reciben los integrantes de tu familia mensualmente y distribúyelo en los siguientes puntos.

Determina cuáles son los gastos que mes a mes debes considerar dentro de tu presupuesto y desígnales el monto respectivo.

Luego analiza cuáles son los gastos que cambian mensualmente y ve si puedes prescindir de alguno.

Finalmente calcula si tienes algún saldo disponible y ahorra lo que puedas.

Haz el ejemplo y organiza tu plata de tal manera que puedas ahorrar y contar con un respaldo para imprevistos

Compartir

Etiquetas

Contenido relacionado